Mis amigos son

miércoles, 17 de agosto de 2011

Me acompañás al Super?


Fragmento de un dibujo de Douglas Wright


Yo hubiera pensado que los carritos de supermercado eran más recientes, pero ya llevan casi 90 años entre nosotros. Las primeras tiendas de autoservicio abrieron hacia 1912 en California, Estados Unidos, con el propósito de ahorrar el pago de sueldos a los empleados. Los clientes ingresaban al negocio y cargaban los artículos de su elección

Historia del Carrito de Compras
El carro de compras fue conceptualizado por Sylvan Goldman en 1937. Goldman era socio en una cadena de alimentarios en la ciudad de Oklahoma, quien se dio cuenta que podría dar un mejor servicio y vender más de sus productos si tuviera los medios para llevarlos consigo, notó que si los clientes podían cargar más, compraban más, así que solicitó a Fred Young, un herrero local, la elaboración del primer modelo de carrito, semejante a una silla de ruedas plegable.


Imagen por Douglas Wright




 Su prototipo inicial falló. Según J. Tevere Mac Fadden, autor de “ The Rise of the Supermarket”, éstos se plegaban sobre sí mismos y ante el más mínimo peso colapsaban enteramente con demasiada facilidad. Un año después Goldman diseñó un carro de dos niveles sobre ruedas. Para aumentar su popularidad, algunos almaceneros contrataban personas para ir de compras por el almacén con los carritos para influenciar esta conducta deseada en los clientes.

Imagen por Douglas Wright





  El concepto prendió y nació el carro de compras. En 1947 se diseñó un asiento para mantener a los niños fuera del alcance de las mercaderías y dentro del propio canasto. En 1952, se desarrolló una pieza plástica para tapar los hoyos para las piernas, en el caso de compradores sin niños. Esto permitió que los consumidores colocaran productos pequeños en el asiento para niños sin que la mercadería caiga a suelo.


Los niños en el Supermercado


Estamos acostumbrados a oir de niños accidentados en las calles, en el hogar o en la escuela. Las estadísticas indican que una alta cantidad de accidentes se debe a caídas, aproximadamente un 60% de estas caídas se producen dentro del hogar, y el 40% restante se origina en los más diversos lugares, dentro de los cuales, un cifra importante sucede dentro de los supermercados. Los niños acuden al Supermercado porque sus padres no tienen con quien dejarlos en casa, o simplemente porque a ellos les encanta ir. El problema es que no estamos conscientes de los riesgos que ello implica, especialmente por las caídas o golpes que pueden sufrir con los carros de compras. Reportes médicos han indicado que en un periodo analizado se reportaron 62 niños accidentados con carros de compras. La mayoría de ellos menores de 4 años y algunos sobre 10 años de edad. La causa más común de los accidentes fue la caída desde los carros, o por volcamiento de los mismos, y en algunos casos, por choques entre carros cuando los niños corrían a través de los pasillos sin poner atención hacia donde estaban guiando. Dentro de estos niños 79% sufrió golpes en la cabeza, 18% diferentes tipos de fracturas y 8% presentaron fractura de cráneo hasta el punto de requerir una intervención de neurocirugía debido a hematomas intracraneales.
¿Sabías que esto sucedía? Yo no, hasta que me enteré en la enfermería de un Super, allí me dijeron que era un accidente muy común.



Imagen por Douglas Wright



Hablando de compras ¿Vos llevas anotado lo que tenés que comprar? ¿Te tentás con facilidad y terminás comprando cosas que no necesitas?
Yo no anoto, soy muy medida en lo que compro, pero cuando voy con compañía y por algún motivo tengo que esperarla, empiezo a deambular y me tiento con las cosas o alimentos raros que veo en las góndolas...chocolates, galletitas, dulces y toda cosa que luzca un envase bonito, aunque adentro tenga un alimento con el que te llevás un chasco.


Imagen por Douglas Wright



26 comentarios:

  1. Te dejo, que tenemos que ir al super con los nietos, cogeremos un carrito, los montaremos encima y iremos echando cosas, sin lista, en función de lo que creemos que no tenemos en casa.
    ¡¡Adios!! me voy corriendo que abren y quiero llegar antes de que se llene de gente.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. soy totalmente incapaz de llevar el carrito dichoso, y si el niño siempre iba dentro con la compra , aun ahora con doce años hay que bregar con el porque dice que quiere subirse para recordar viejos tiempos(NO ME LO INVENTO , SON PALABRAS TEXTUALES)
    como siempre una entrada curiosa

    ResponderEliminar
  3. No conocía la historia del carrito de la compra. Me parece muy interesante analizar las motivaciones que llevaron a su invento. En el ámbito del márketing todo está tan estudiado... hasta qué nos hace comprar tanto y tan mal cuando no llevamos lista de la compra.
    Un beso,
    Chari

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la historia de los carritos del "Super" y me has hecho recordar lo que le paso a una amiga, estaba comprando cuando oyó risas en la zona de congelados, cuando se dió la vuelta vió unas piernecitas que salian del arcón, su hijita no estaba en el carro, se habia balanceado para ver lo que habia y cayó, a la nñita no le pasó nada, pero los compradores aún se rien . Has pensado porqué en la mayoria de supermercados ponen los caramelos y chucherias en la zona de cajas?Mientras esperas para pagar, los niños empiezan a pedir, a veces con poca delicadeza, y al tercer o cuarto chillido, normalmente los papas pican y compran. Besos

    ResponderEliminar
  5. Cuánta buena información!!! te felicito por la búsqueda e investigación!! gracias por ayudar a que aprendamos un poco más cada día...
    un abrazo, totalmente de acuerdo con el post anterior sobre la educación: qué hijos dejamos a este mundo!!!?????

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el post.
    No sabía nada acerca del tema del carrito. Muchas gracias por la info y muy útil el tema de los accidentes.
    Si observamos un poco vemos cómo algunos padres "transportan" a sus hijos en ellos, totalmente despreocupados de que les pueda suceder algo.
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Hola Norma!! Los carritos en el super se transforman en autos transitando en horas picos, vivis frenando, si no te empujan, te chocan, es una aventura!!!! Prefiero las horas en las que hay poca gente (no sé cuando, siempre encuentro gente. Comprando soy medida, puedo estar mirando media hora artículos que me llaman la atención, pero mi fuerza heroica me salva de gastar en lo que no debo. Jajaja.
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  8. Se me ocurrió hacer esta entrada porque hace un tiempo tuve un accidente en la playa de estacionamiento de un Super, me doblé un tobillo porque pisé mal y me atendieron en la enfermería que allí tienen. Es entonces cuando me contaron que diariamente tienen que atender a nenes por caídas de los carritos.
    Por lo tanto presten atención cuando los chicos los usan ya sea arriba o abajo haciendo carreras con ellos.
    Besos a todos quienes me hacen feliz con sus comentarios.

    ResponderEliminar
  9. no sabia la parte "trágica" de los carritos, paso horas haciendo la lista, que queda olvidada en casa, tratando de recordar lo escrito, compro cosas que no son de primera necesidad, y como dices "que chasco"¡¡
    saludos Norma, me gustan tus escritos

    ResponderEliminar
  10. jaja, que linda entrada!!! No sabía esta historia, es muy interesante!!!
    A mi me agota tanto ir al super, lo que pasa es que vamos una vez al mes y compramos todo junto, puf, es un despiole y peor cuando vas a la caja!!!!!!! jaja
    Besito
    Roos

    ResponderEliminar
  11. hola otra vez!! te cuento que nuestras mantas son para pie de cama de dos plazas, tiene el tamaño del colchón de una plaza y nos llevan 1.200 ó 1.500 Kgs, fijate en las fotos, están puestas sobre camas de dos plazas!! gracias por acompañarnos siempre!!!

    ResponderEliminar
  12. YA ARREGLÉ LOS ENLACES ,LOS DOS ENVIABAN AL MISMO SITIO
    VUELVE A ENTRAR ,
    DE TODOS MODOS ME PONGO A PREPARAR UNA ENTRADA, ASÍ TE EXPLICO LO QUE ES EL GUIPUR, Y PONGO FOTOS QUE ES COMO MEJOR SE DIFERENCIAN

    ResponderEliminar
  13. no me habia planteado la historia del carrito. como siempre una entrada muy interesante.
    Bsos

    ResponderEliminar
  14. Qué interesante, como pitavola, jamás pensé en la historia del carrito. NOrma, me contó mi esposo que sacaron un carrito súper inteligente en Japón, va escaneando los productos, te va hablando y guiando por las góndolas según tu lista de compras que se la pasás al carrito desde el celular. Seguramente lo leyó en el Clarín.com, fijate, y si hacés un post, avisame. Un beso,

    ResponderEliminar
  15. Un monumento desde aquí al carro de la compra, no sólo por su historia interesante, sino por el servicio que nos prestan.

    ResponderEliminar
  16. Hola,vengo a devolverte tu visita y agradecerte tus lindas palabras.
    Desde luego que desde este momento soy fan tuya.Que cantidad de cosas curiosas he descubierto en tu blog,geniales.
    Muchos besitos y vuelvo pronto,eso seguro.

    ResponderEliminar
  17. Que buena nota! hago la lista, pero como voy a un hiper, termino comprando cosas, como toallas de oferta, o cosas de bazar, deco, en fin, nada imprescindible. El hecho de que el carrito sea grande y profundo, empeora las cosas, en quienes como yo se tientan, cariños, Graciela

    ResponderEliminar
  18. Norma , muy buena tu hora cultural !!!como siempre!pero, yo el super no me lo bancoooo , con o sin changuito , con o sin niños , para mí es el peor invento, y eso que tengo mucha conducta para los gastos, no sé, no me van , al igual que los shopingsssss .esa cosa masificada , insitante al gasto al pepe, bue estaré jobata , igual alguna compra hago , sinó lo mando a mi "Santo" , y viene con el carro lleno ...de bolu....., y ahora que comemos pregunto???
    Saludito
    Cris//mujeresdesincuentay

    ResponderEliminar
  19. Qué buena la historia del nacimiento del carrito! Es así, todo es producto del marketing, todo está estudiado, hasta lo que nos parece tan natural. Y los accidentes de las criaturitas...también, hay cada papá!! que se desentiende totalmente de lo que está haciendo su retoño por ahí. Besito grande!!

    ResponderEliminar
  20. Nunca tuve problemas con mi hijo en ese aspecto, fue muy tranquilo, menos mal! El porrazo me lo llevé yo el otro día, pero en la calle! La rueda tropezó en el bordillo de la acera y el carro cayó al suelo, el mio, el de casa, y me dio con las ruedas en las espinillas, ví las estrellas...

    Nunca hago lista, lo llevo todo en la cabeza, y no soy de las que suele picar y llevarme lo que no necesito, ahí no me engañan, jeje.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  21. Muy buen post, me alegra que siempre hagas entradas que abren los ojos a todos.
    Tengo una lista preparada en la computadora, así que cuando hay que ir al super, saco una copia y marco lo que necesito.
    Hace un tiempo que va Oscar porque yo no puedo con el peso y tampoco puedo llevar el carrito con peso, por las manos. Tengo que dar gracias a Dios que mi marido lo hace. El no se tienta con nada y revisa precios, fechas de vencimientos. Lástima que nunca se le ocurre traer algo rico para comer, si quiero algo extra lo tengo que marcar y explicarle para qué lo quiero. Ja...ja...ja...
    Cuando iba yo, no me tentaba pero si veía algo que usaba y no tenía, latas de durazno por ejemplo, la compraba. Ahora no hay mucho para salir del paso en casa!
    Tengo una anécdota con lo de los carritos y los chicos , pero es muy larga. No sabía que había tantos accidentes de ese tipo. Por suerte los míos se entretenían marcando lo que íbamos comprando y Daniel,que desde muy chico supo leer y escribir anotaba en la lista los precios por unidad (3 añitos) época dificil en argentina, ¿recuerdan?
    ¡Besos Norma excelente entrada!

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado la historia.Besos.

    ResponderEliminar
  23. Hola Norma: Me encantó este post y lo trabajaste muy bien, ... y si que tiene sus años, el carrito..
    --Cada día me entero de cosas, que no había imaginado--

    Yo no llevo listas, voy tomando sin excederme, reviso vencimiento algunas veces precios ..........
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hola Norma, buenas noches.
    Agradezco tu entrada en mi blog y con mucho gusto permito a tu Mafalda saborear mis platos.
    No tengo inconveniente en invitarte a ti también, estamos un poco lejos, pero algún día... ¿te animas?
    Después de leer lo que has escrito, quedo enterada de algo que desconocía, de ahora en adelante, tendré sumo cuidado con mis nietos cuando se quieran subir al carro. Gracias.
    Aprovecho para enviarte un cariñoso saludo. Te seguiré visitando, tenemos cosas en común.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  25. Muy buena la historia del carrito nola conocia, sabes que cada vez que voy al supermercado y cojo carrito si voy solo a por leche acabo con el carro hasta los topes, besos

    ResponderEliminar
  26. que linda esta entrada hace unos dias la lei, pero blogger no me dejo comentarla,tenes toda la razon esto sucede todos los dias con los chicos el los super.. claro esta es culpa de los padres que siempre es mejor para ellos que los chicos jueguen y rompan lo ajeno desmedidamente, algo muy comun tambien es perder a los niños la mayoria menores de 4 años.. por no llevarlos de la mano o en la sillita correspondiente, algo mas cuando vayan al super leer los carteles en linea de cajas!! si dice 10 unidades son 10 unidades!! no 10 de cada cosa...
    te lo dice una empleada de facturacion de un hipermercado...jajaj
    te dejo besos♥
    Que pases muy lindo este dia!!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Entradas populares